Por Eña Ossa-Eslait

Radamel Falcao, Fredy Guarín, Héctor Quiñones, James Rodríguez y, ahora, Jackson Martínez.
No es coincidencia, ni mucho menos. Es algo más sugestivo de una tendencia que ha sido fructífera para las relaciones bilaterales entre Portugal y Colombia. Lastimosamente no son paises vecinos pues de serlo, serian "mejores amigos", como se refiere a sus vecinos Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. 

Oporto es una ciudad que resuena en el subconciente colectivo de Colombia por el significado que ha adquirido para el presente futbolístico del país. Algunas de las más brillantes estrellas de la renovada selección Colombia tuvieron su debut Europeo en el albiazul luso, marcando un camino de triunfos que aun da sus frutos. 

Y, ¿quién dice que el fútbol no puede ser un factor contribuyente en las relaciones de los países? Sobre todo cuando hay un intercambio de aquellos de los que ambos se benefician.

Bajo la influencia de "los Colombianos", los Dragones Lusos han sumado tres Ligas de Portugal (2009, 2011, 2012), dos Copas de Portugal (2010, 2011) tres Supercopas de Portugal (2009, 2010, 2011) y una UEFA Europa League (2011). Eso sin contar el beneficio económico para el club que ha sido indiscutido, sumando márgenes incomparable de ganancia en algunos de sus pases. 

Repasemos, entonces, paso por paso, el legado Colombiano que tiene la estampa de "Feito em Porto". 

Fredy Guarín (FC Internazionale Milano)
El centrocampista del Inter de Milán tuvo su inicio internacional en el Boca Juniors Argentino, equipo con el que ganó el torneo clausura del 2006 pero en el que tan solo disputó dos partidos antes de marcharse a Europa. Al Oporto llega en el 2008 convirtiéndose en el primer vínculo Colombiano del equipo. Con Oporto disputa 116 partidos y marca 21 goles, que resulta en la consecución de ocho torneos nacionales e internacionales con el equipo. Tras una temporada excepcional 2010-2011 junto a sus compatriotas James Rodríguez y Radamel Falcao García, en la que los Dragones lo ganan todo, el tridente Colombiano se torna en una cosa de leyenda para los Portugueses. Guarín llega al Inter en Enero del 2012 en calidad de préstamo y en Mayo del mismo año, el club italiano ejerció su derecho de compra por €11 millones.

Héctor Quiñones (FC Porto)
Lateral de apenas 21 años y perteneciente a esa generación que hizo vibrar a Colombia con el Mundial Sub-20. Barranquillero de nacimiento, pero criado y crecido en la cantera del Deportivo Cali junto a otros ya grandes ligas como Luis Fernando Muriel (Udinese) y Michael Ortega (VfL Bochum) - si no los han oido nombrar, al igual que a Quiñones, pronto lo harán. Todos jugaron junto a James Rodriguez en la selección sub-20 que representó a Colombia en el Mundial de esa misma categoría que se llevó a cabo en el país en el 2011. Llegó a Portugal proveniente de Colombia y se perfila como una de las grandes promesas del equipo.

Jackson Martínez (FC Porto)
Aunque declaró recientemente no "gustar de comparaciones", heredó el número de Falcao en el Porto, y por eficacia y nacionalidad, las comparaciones abundan. Son distintos, pero ambos letales en el area. Tiene, al igual que su compatriota del Atlético de Madrid, el don del cabeceador infalible y la habilidad ambidiestra para definir. La diferencia, quizá, se encuentra en el tamaño que beneficia en varios centímetros de altura a Jackson y lo hace más potente al definir. Tiene una carrera que se divide entre Colombia (Independiente Medellín), México (Jaguares) y ahora, Portugal en la que suma 189 goles con tres equipos. Pero su mayor eficacia la ha logrado en su club actual, marcando 20 goles en 19 partidos jugados, con los que se comienza a convertir en ídolo del club.

James Rodríguez (FC Porto)
Parece un veterano de aquellos a sus humildes 21 años. Es el alma creativa del Porto, ya que de sus pies nacen la mayoría de las jugadas ofensivas del equipo. Esta cualidad lo ha llevado a consagrarse también en la selección Colombia, donde es ficha indispensable del tricolor cafetero. El mismísimo Pibe Valderrama lo ha nombrado como su sucesor, ya que no solo lleva su número (10) a cuestas, sino que lo honra y lo luce con una madurez en el campo que hacía falta en las líneas del Seleccionado nacional, desde la salida del famoso ídolo rubio. Eso, sin mencionar que es un excelso cobrador de tiros libres y se consagra como un mediocampista con gol. Sino, pregúntenle a los del Paris Saint Germain que lo sufrieron en la fase de grupos de la Copa de Campeones. James (no Yeims), llegó a Porto en el 2011 proveniente de Banfield, con quien había sido protagonista en la consecución del título del torneo Apertura 2009. El equipo Luso pagó €5.1 millones por la adquisición del joven Colombiano y ahora, tiene una cláusula de recesión de €45 millones en caso de ser cortejado por algún otro club. 

Radamel Falcao (Atlético de Madrid)
Sobran palabras y elogios para la actualidad el delantero Colombiano, indiscutido integrante de la élite mundial futbolística siendo uno de los mejores nueves del mundo. Incluso durante sus comienzos, ya exitosos en el River Plate argentino, equipo con el que consiguió el torneo Apertura 2008 junto a su actual entrenador en el "Aleti', Diego Simeone, "el Tigre" ya soñaba con Europa, sede de la máxima gloria para cualquier futbolista. Llegó a Porto en el 2009 por la modesta suma de €3.93 millones y tras dos temporadas en Portugal, fue vendido al Atlético de Madrid por €40 millones, convirtiéndose en el fichaje más caro en la historia del club Español. En el Porto captó la atención del mundo Europeo tras marcar 17 goles en la Uefa Europa League del 2011 y romper el record de goles marcados en una temporada de competición europea logrado por el histórico Jürgen Klinsmann con 15 tantos. 

Hoy se abre un nuevo capítulo en la historia del Oporto al enfrentar al Málaga de Manuel Pellegrini en la primera vuelta de la segunda ronda de la Uefa Champions League. 'James & Jackson' comandarán el ataque del 'dragao' que busca avanzar a cuartos de final de la competición e intentar lograr el máximo galardón por tercera vez en la historia del club.