Por José Hernández

Las selecciones de Honduras y Estados Unidos inician la parte final del camino hacia la copa del mundo en Brasil, este miércoles por la tarde en la calida ciudad de San Pedro Sula.

La selección estadounidense cuenta con un grupo de jugadores con vasta experiencia en este tipo de partidos y en el caso de Tim Howard, Michael Bradley y Carlos Bocanegra fueron parte de la victoria conseguida en tierras catrachas en el 2009. “Recuerdo la afición hondureña apoyando a su selección, jugar a las tres de la tarde será otro factor, el ambiente será hostil, pero siempre de chico soné jugar este tipo de partidos y así será,” dijo Bradley.

Por su parte Tim Howard hablo de jugar en Honduras, una experiencia difícil de describir y hay que vivirla. Que esta vez cuentan con jugadores con sangre latina que le brindan otro “look” al equipo y también contribuyen en el factor de charlar con los árbitros y todos cuentan con vasta experiencia en sus clubes en el fútbol mexicano.

Para el capitán Bocanegra recuerda la presión que hizo Honduras en la cancha y le sorprendió el nivel atlético de los jugadores hondureños, “estaremos listos para todo lo que se nos presente durante este juego” .

Según los jugadores norteamericanos, la presión esta sobre la selección de Honduras porque necesitan sumar en casa, porque los catrachos arrancan jugando contra los dos rivales mas difíciles de la región y porque no vencen a Estados Unidos desde el 2001, primera y única vez.

Además los jugadores con experiencia en la bundesliga como Timmy Chandler (Nuremberg); Fabian Johnson (Hoffenheim); Jermaine Jones (Schalke 04) son jugadores con una mentalidad muy fuerte y serán piezas fundamentales en toda la eliminatoria.

Para el técnico Jurgen Klinsmann el tema de la temperatura y la humedad en el momento del partido no es ninguna preocupación, “para mi lo más importante es la actitud de los jugadores, que tengan hambre de éxito y que entiendan de la importancia de lo que estamos viviendo. Es una clasificación mundialista y no queremos que se nos vaya de nuestras manos.”

Entre las claves el técnico estadounidense me mencionó que pasaba por el tema de estar al cien por ciento en la concentración, comprometidos y atentos a los detalles, pero entiende que será un partido difícil porque así son las eliminatorias.

Algunos piensan que esta selección estadounidense no es tan fuerte como antes, quizás por la ausencia de Landon Donovan, pero igual es grupo con un alto nivel de seguridad a la hora de ir a jugar, es un equipo muy aplicado, que viene jugando de la misma manera desde hace mucho tiempo.

“Tenemos un grupo que sabe jugar este tipo de partidos y todos tenemos un gran espíritu para competir y batallar por cada uno de los compañeros, somos un grupo muy unido” me comento el mediocampista de la Roma.

Un duelo de titanes en el Olímpico Metropolitano.